Imagen

LA CRISIS DE PERCEPCIÓN “EL SALÓN DE LOS ESPEJOS”

Como hemos estado experimentando y observando el planeta y sus habitantes estan sumidos en una profunda crisis de reorientación.

La fuerte influencia del sistema y de sus transmisores de fuerza trascendental como Saturno, Urano y Neptuno están derramando el nuevo ritmo hacia la síntesi, produciendo en los aspectos psicológicos, emocionales y conscientes una tras otra remodelación y reorientación de la actividad creadora del ser humano.

En el movimiento macro-cósmico el despertar interno y el bioritmo unitario vienen desvelando los lazos e influencias entre sistemas y modelos surgidos de la mente cósmica, la influencia de Sirius la mente cósmica a través de éstos planetas sintetizadores es de un gran espectro sobre las “experiencias” del reconectado hombre cósmico o divino.

Durante el siguiente periodo de energías, tras una “crisis de reorientación” inferior, (personalidad  y alma-Guarda del Umbral-Ángel Solar) se ha llevado a cabo o lo está haciendo aún, la primera de las fusiones que dan nacimiento a la “nueva vestidura” del ser humano, aquel que pertenece a la totalidad que le da vida, aquel que es un destello original y el movimiento del gran Todo.

Los vehículos inferiores, los reinos lunares que durante tanto tiempo han generado la fuerza de la conciencia de masas o conciencia instintiva estan llevando a cabo la elevación de la percepción hacia la conciencia grupal, hacia el unitario movimiento donde todo se expresa desde la fuerza concentrada de una mente entrenada y sus capacidades y dones divinos, retornan al origen silencioso, a la oscuridad primordial donde la luz puede comenzar su divina manifestación.

La adecuación de estos vehículos, su emergente capacidad de generar y conducir altas frecuencias y vibraciones produce considerables cambios en el ADN y las células descubriéndonos un amplio campo de hipercomunicación, de simbiosis planetaria, de unicidad con las entidades y dimensiones que expresan la “vida de Dios” en nuestro planeta.

La búsqueda espiritual y la divina “aspiración” de la humanidad hacia los misterios cósmicos ha producido y nos ha hecho sentir la primera oleada o “crisis de destrucción” que se ha producido en nuestros niveles astrales y físicos.

En muchos momentos esta crisis o muerte de lo viejo ha sucedido de forma brusca sumiéndonos en viajes de psiquismo inferior, conduciéndonos por espacios del pasado y causas antiguas que debían ser exteriorizadas para gestar una “reorientación consciente” en las relaciones y los modelos de una nueva y apremiante humanidad.

El hijo de la mente está ahora a punto para su manifestación. El Alma, el super principio de Amor que envuelve los ethéres de nuestro sistema, comienza a ser sensible a su conciencia ilimitada, a su expresión divina liberada de los condicionamientos que le permite expresar su condición omnipresente, su verdad y belleza desde un estado supremo de percepción…Un vacio conmovedor donde la mente no tiene nombres ni símbolos, donde el abstracto de un movimiento imposible de describir ni “sujetar” revelan el estado más elevado del ser, “manas puro”, aquello que ES sin más, una expresión de la Vida trascendental.

Durante las diferentes crisis de reorientación que el ser humano ha de llevar a cabo como gran principio mediador de las fuerzas cósmicas, las influenciencias macro-cósmicas y nuestra vinculación con las diferentes jerarquias que a su vez están produciendo sus propios procesos de síntesis, la humanidad está acrecentando su “percepción” ilimitada…

La exteriorización de la Jerarquia Espiritual (el reino de las Almas o quinto reino) es el movimiento de la propia humanidad hacia la tendencia sutil y abstracta de la entidad divina, y ésta a su vez está elevando su frecuencia en una sintetización y fusión con Shamballa que ha de generar un proceso de “mediación” y catalización de las fuerzas, para que la influencia directa del fuego cósmico de la gran hermandad, no produzca los efectos debastadores que destruyó tierras y continentes durante la época Atlante).

Durante este periodo de energía estival, donde el principio de esta crisis de perceción comenzará a manifestarse el ser humano debe comenzar su personal e intuitivo viaje por el salón de los espejos.

Aproximarse a las realidades vibracionales que desde su propio movimiento crean reflejos en los étheres y campos astrales, donde hasta ahora habíamos estado interpretando la “realidad”.

La crisis de la mente, la profunda reestruccturación del modelo de creencia y comprensión de la vida va a instaurarse en todos aquellos cuyas elevadas frecuencias ya están bajo la influencia de la fuerza del Alma.

El viaje hacia la profunda unidad de la mente, donde no existe un yo superior y uno inferior, ni observador, ni un centro, ni una dimensión separada ni una conciencia concentrada, si no un gran y único movimiento dador de vida (menores y mayores) que se expande y fluye sin deseo ni aspiración distinta a SER, se convertirá en la tónica de estos meses venideros.

Los espejos, los reflejos que nuestras creencias y este tiempo de “acumulación” de conocimiento en busca de “respuestas” espirituales pueden suponer una “maya” o “ilusión” más sofisticada, pero que no deja de ser una tendencia en la búsqueda del estímulo sensorial y psíquico, que nos alejará del puro nacimiento de la mente divina.

Comenzar a caminar entre los espejos dejándonos simplemente SER, mientras cada expresión de vida menor y psicológica se desarrolla sin juicios ni creencias ni condicionamientos, nos ayudará a transitar esta profunda reorientación con armonía y perfección.

Convertirnos en el SER de donde la vida surge y donde el reflejo se produce sin distorsión, no para nuestro propio reconocimiento ya que ha de ser intrínseco y sin necesidad de imagen, si no para el estímulo y la mediación de este tiempo de profundos cambios, es un viaje misterioso que puede conducirnos al natural estado de la perfección que somos.

Sin transmutación, ni deseo, ni aspiración porque lo que Es existe por propia experiencia, y en el perfecto desnudarnos de nosotros mismos y de los reflejos donde nos sentíamos seguros, dirigidos…podemos encontrar el Manas “puro” ese origen innombrable y liberador de la propia fuerza Existencial.

La divina expectación donde la maya y el reflejo de la mente en el astral se vacía de causas y efectos, donde surge el insondable silencio y la materia se eleva hacia su espíritu divino, donde la emoción susurra el camino del alma, se produce la fusión y la síntesis, el principio de Avatar de la paz, donde no hay emisor ni receptor, donde no hay canal ni transmisión, donde no hay luz ni reflejo, sólo el movimiento intrínseco de las Almas…El Amor.

Namasté

Anabel.C.Huertas

Anuncios

Un comentario el “LA CRISIS DE PERCEPCIÓN “EL SALÓN DE LOS ESPEJOS”

  1. Pingback: NOVILUNIO DE SAGITARIO: ¿CUÁL ES LA META? | angelesdebarro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s